Guitarrista paraguayo inventa y registra accesorio de seguridad

Desde muy niño, Rodrigo Ferreiro, guitarrista del grupo Paiko, descubrió la pasión por la música. “Sentí esto a los siete años, cuando sostengo una guitarra por primera vez y voy a mis primeras clases de música. Luego, de preadolescente ya tenía clara una conexión fuerte con la música y la guitarra, no lo veía como un juego o mero entretenimiento”, refiere el artista.

Cuenta, además, que desde esa época rondada su cabeza de niño la idea de inventar, crear, innovar algo o encontrar una nueva forma de solucionar alguna dificultad. Esa actitud lo llevó a desarrollar su otra faceta, la de inventor.

Observador y práctico “solucionador”

A la par de músico, otra carrera que desarrolló Rodrigo, desde el año 2000 aproximadamente, es la de luthier, técnico en instrumentos; haciendo un rápido conteo, estima que pasaron por sus manos más de dos mil instrumentos de todo tipo.

“Cada cierto tiempo, me llegaba algún instrumento dañado por una caída o a mí se me soltaba la correa del sujetador que estaba usando”, indica Ferreiro y, agrega que a partir de esta observación, empezó a desarrollar su perfil de inventor, diseñando un modelo de “strap lock o sujetador de correa” para guitarras, bajos y todo tipo de instrumento que se use colgado del cuerpo del músico.

Inicios del proyecto

“Cuando llegó el Covid-19 y el encierro, tuve la oportunidad de sacarme de los hombros algunos proyectos pendientes como: un libro de investigación (en etapa de recopilación), mi disco solista y el proyecto de strap lock”, señala el productor musical, rememorando que a partir de ahí, desempolvó sus diseños guardados de sujetadores y comenzó a experimentar con medidas, materiales, grosores, grados de flexibilidad, etcétera.

“Con base en pruebas y errores, a finales de 2021, llegué al punto deseado y pasé a la etapa de producción, viendo materiales, proveedores, planes de mercadeo y los procesos de registro de patente y marca”, explica el músico.

Presentación del invento

El guitarrista de Paiko describió su invento, destacando la variedad de gente a quien se le facilitará la tarea. “Este accesorio es confiable, puede ser guardado hasta en la billetera para cualquier situación de emergencia. Beneficiará principalmente a los músicos amateurs, semi profesionales y hasta a los profesionales de gama media y baja en el mercado”, especifica.

También señala que ofrece un alto rendimiento, protegiendo los instrumentos a bajo costo, sin necesidad de modificar los mismos porque es 100% compatible con todos. “Esta herramienta sería una alternativa a los strap lock profesionales, que son confeccionados solo en metal y que requieren la modificación del instrumento en el que va ser instalado. No son 100% infalibles y pueden fallar, generando una situación de emergencia durante un concierto en pleno escenario”, reflexiona el entrevistado.

En otro momento, revela que el diseño de su accesorio nació de los conocimientos puntuales que tiene como músico y como técnico de instrumentos. “Creo que en este caso tuve la posibilidad de reconocer una posible necesidad por haber experimentado todo tipo de strap locks profesionales en mis instrumentos y también al ver constantemente los casos de instrumentos dañados, debido al descuido en la seguridad, generalmente por el alto costo de los dispositivos confiables que hay en el mercado”, acota.

Proceso de protección

“La marca del sujetador ya está registrada, ahora me encuentro en la etapa final del proceso de registro de patente en la DINAPI (Dirección Nacional de Propiedad Intelectual)”, menciona Rodrigo, al tiempo de resaltar que la prioridad fue proteger su creación, por los planes que tiene de otorgar la licencia de su invento a una compañía extranjera.

Las necesidades de un inventor

Rodrigo Ferreiro habla acerca de la necesidad de socializar más sobre guías o tutorías de proyectos. “Para gente como yo, que no es abogada, ingeniera o catedrática que no maneja ciertos tecnicismos, hay una necesidad urgente de tener equipos que nos orienten y que acompañen el desarrollo de las ideas, generando inclusive nexos con otros creadores y hasta con posibles inversores”, remarca.

“Es fundamental, conectar los eslabones de la creación, para que alguien como yo, no termine frustrándose por el camino”, recalca el inventor, al tiempo de señalar que hasta el momento, el proceso de creación y confección de su diseño fue financiado con sus ahorros, pero que ya cuenta con algunos inversores interesados.

Finalmente, el músico, de larga trayectoria y ahora incursionando en el mundo de la innovación, alentó a los creadores a concretar sus sueños, a pasar de tener una buena idea a materializar esos proyectos. “Espero sentirme feliz si logro ver que mis colegas adoptan esta idea como una solución que ofrezco para resolver los problemas que creo haber identificado”. Concluye diciendo que espera aportar un accesorio útil y confiable”, al referirse al strap lock que creó.