Gobierno Nacional

Antecedentes Históricos.

A lo largo de los años, las Marcas han evolucionado hasta configurar el actual sistema de registro y protección.

Hace 3.000 años los artesanos de la India solían grabar sus firmas en sus creaciones artísticas antes de enviarlas a Irán, hecho que comprobó fehacientemente la existencia de las Marcas en la antigüedad. Se han encontrado en productos de la alfarería griega, signos que tienen toda la apariencia de Marca, pero se desconoce la protección que a tales signos pudo haberse otorgado.

Igualmente, se ha comprobado que entre los romanos era corriente el empleo de Marcas, como por ejemplo de las marcas “sigilla”, para alfarería, también para vinos y quesos. En Roma, el derecho sobre la Marca se adquiría por la notoriedad que ella alcanzaba, así se han utilizado más de 100 Marcas distintas de cerámica romana, incluida la marca FORTIS, la cual se hizo tan famosa al ser objeto de copia y falsificación.

La utilización de las Marcas aumentó con el auge del comercio en la Edad Media, en aquel entonces, las corporaciones empleaban obligatoriamente Marcas para certificar los productos que fabricaban, por citar un ejemplo, Carlos V por edicto del 16 de mayo de 1544, impuso el uso de la Marca a los tejedores de su imperio, los usurpadores y falsificadores eran seriamente castigados, podían ser excluidos de la corporación, o se les cortaba la mano derecha. Además de las corporaciones, empezaron a usarlas los comerciantes a partir del siglo XV.

Hasta principios del siglo XIX todos los países europeos dictaron disposiciones u ordenanzas reales para proteger las Marcas. Pero en Francia, a raíz de la Revolución se suprimieron las corporaciones, por Decreto del 1791, se estableció la libertad de comercio y de la industria, quedando de esta manera abolidas las marcas existentes, por constituir éstas un privilegio otorgado por el Soberano.

Ante los inconvenientes que originaba esta situación, la “Ley del 25 Germinal del año XI”, de carácter económico, dictada por Napoleón, ha permitido restablecer las marcas, pero ya no como un privilegio que otorgaba el Soberano, sino como un derecho, pero solo para los fabricantes, no para los comerciantes, estableciendo penas para los falsificadores y usurpadores, las que fueron aumentadas en el Código Penal Francés de 1810.

Las colonias españolas recibieron las disposiciones dictadas por la Corona Española en las leyes de Indias, con relación a las marcas. Se estableció que las mercaderías embarcadas para “las Indias” debían ir provistas de sus respectivas Marcas.

La legislación de Marcas se extendió por toda Europa, para responder a irresistibles necesidades del comercio y la industria.

Hoy es visualizado en cada parte del mundo todo un marco legal que hace a la Protección de Marcas, el cual ha ido evolucionando con el trascurrir de los años y ha permitido a los fabricantes, empresarios, comerciantes, distinguir sus productos o servicios de los demás, a través del respeto y la valoración del trabajo creador del ser humano en el campo de la Propiedad Intelectual.

Portal DINAPI
España 323 casi Estados Unidos
Tel: +595 21 210-977
República del Paraguay

Versión del Template 1.13